Redes

sábado, 11 de marzo de 2017

La Prehistoria en el cómic



La Prehistoria no ha tenido demasiada suerte en el mundo de los cómics. Durante muchos años los distintos artistas de la historieta que se han dedicado a ella la encuadraron en un conjunto vago y difuso pero funcional para sus intereses -la Edad de Piedra- que remitía sobre todo a los primeros estudios como disciplina científica. No se establecían diferencias entre el Paleolítico Inferior, Medio o Superior ni, por supuesto, entre los distintos tipos de homo. Toda la Prehistoria aparecía como un continuum que convenía a los artistas, ya que así podían presentar una época idealizada en las que los diferentes elementos, seres, fauna, escenarios… aparecen mezclados, incluso con la siempre estelar aparición de dinosaurios. Todo servía para establecer analogías con el referente fundamental -Tarzán, sobre todo el musculoso y barroco de Hogarth antes que el de Foster-. Detrás, se escondía el objetivo fundamental de utilizar la Prehistoria como justificación para una revisión del mito del “buen salvaje”.


El rescate del cómic prehistórico de los excesos imaginativos vendría de la mano de la Bandé Dessineé franco-belga, aunque no de un día para otro, sino en un proceso que se inicia en los años 60 (aunque con antecedentes como la Guerre de feu de Pellos en los 50, adaptación de la novela de Ayné). Esta recuperación llegaría con dos obras a la vez rivales y complementarias, Rahan y Tounga. Rahan, obra de Roger Lecureux (guión) y André Cheret (dibujo), publicada inicialmente en la revista Pif gadget en blanco y negro en 1969 y que se extiende hasta nuestro siglo es todo un clásico en Francia, con múltiples ediciones y hasta series de televisión (que pudimos ver por aquí). Su protagonista es una especie de chamán que va por el mundo prehistórico aprendiendo y transmitiendo los conocimientos adquiridos, enfrentándose en el camino a seres humanos y bestias. En España la serie, muy extensa, fue publicada en parte por Burulán en los años 70.

Rahan, de Lecureux y Cheret


Tounga, por su parte, obra de Eduard Aidans, se publicó en la revista Tintin a partir de 1.969 (en España, Tunga, en Gaceta Junior) del que se publicaron 10 álbumes entre 1.961 y 1.970 . A diferencia del anterior no es un mago sino un guerrero, y en ella Aidans demuestra gran dominio del dibujo (y menos influencia de los clásicos norteamericanos que Cheret) destacando especialmente en las luchas contra animales feroces animales.

Tounga (Tunga), de Eduard Aidans

Tanto Tounga como Rahan no son absolutamente fieles a su contexto histórico, pero el avance respecto al cómic norteamericano en este sentido es notable, y posiblemente fueron un referente para obras posteriores. 


Thor, un personaje muy similar a Rahan

Esto lo podemos comprobar con dos obras de finales de los 80: On a marche sur la terre, un volumen de Alexandre Huout, sobre los enfrentamientos entre dos grupos, los robocs (australophitecus) y los ossions, (Homo habilis) , creo que no publicada en España y otra obra notable, pero desgraciadamente inacabada, Celui-La (en español Nómadas, 1987-89) de Auclair y Riondet, publicada en dos tomos por Casterman en Francia y en España, por entregas, en la revista Cimoc. Narra la emigración de un clan prehistórico a tierras más benignas mostrando paralelamente el aprendizaje vital de un joven de dicho clan. Narrada en blanco y negro con gran realismo el prematuro fallecimiento de su dibujante impidió la finalización de la trilogía prevista.

Nómadas, de Auclair-Rondet

Y con esto llegamos a la obra clave de los últimos años; me refiero a Neandertal de Enmanuel Roudier Publicada en tres tomos entre 2007 y 2011 (en España por Norma en una integral en 2012), Neandertal está planteada como un viaje -iniciático- de una tribu de este género de homos realizado con una fidelidad histórica absoluta, siguiendo documentación científica y arqueológica de primera mano, pero sin olvidar que es producto narrativo y artístico: gran expresividad de los personajes, magnífico tratamiento del paisaje, casi un personaje más, recursos narrativos variados…todo ello  hacen de Neandertal una referencia inexcusable.

Neandertal, de Enmanuel Roudier


Roudier es todo un especialista en este género. Es muy destacable también su Vo, Houna (2002-2.005, en blanco y negro) sobre el encuentro entre neandertales y cromagnones. Otra obra suya es A,O le petit neandertal. Ultimamente se ha dedicado a adaptar La Guerre de feude Aynée (Conocida aquí como En busca del fuego por la película de J.J. Annaud).

La Âge du raison, de Bonhomme Matthieu

Hay que reseñar también una obra más que notable, ganadora del premio del Salón de Angulema en 2003, La Âge du raison de Bonhomme Matthieu (Edit. Carabas, 2002), dibujante que refleja muy bien la evolución de la llamada línea clara con un dibujo que mezcla la economía de medios y el detalle (en ocasiones me recuerda a algunos clásicos italianos) que da una gran importancia a los contrastes de color, y prioriza la imagen sobre el texto con resultados incluso poéticos. Muy recomendable. De 2007 es una interesante historieta basada en el descubrimiento de la “primera mujer” australophitecus, Lucy, L`spoir, obra de P. Norbert y T. Liberatore (Capitol editions) y no publicada por aquí.

Lucy, L`spoir, obra de P. Norbert y T. Liberatore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario